• 002.JPG
  • 003.png
  • 004.JPG
  • 005.png
  • abeja triangulo.redimensionado.jpg
  • besoap03.JPG
  • IMG_2840_08.JPG

DATOS
 32 Años
  Vive en Alovera   (Guadalajara)
Enfermedad o problema
 Dolor intenso en la base de la espalda con extensión a lo largo del lado externo de la pierna derecha.
Diagnóstico - Historial médico - Operaciones - Tratamientos recibidos
y efecto
Un primer diagnostico médico determinó que sufría una lumbociática.
Tras una exploración a través de una resonancia magnética la medicina oficial determinó que mis síntomas eran producidos por una hernia discal entre las vertebras  L4 y L5.
Tras este definitivo diagnóstico comencé un tratamiento a base de reposo, analgésicos, antiinflamatorios, onda corta, microondas, rehabilitación etc.
Viendo que no obtenía ninguna mejoría empecé a probar otro tipo de medicinas como acupuntura, homeopatía, plantas medicinales, quiropráctica, que no consiguieron sustancialmente liberarme de estos angustiosos dolores.
¿Cómo estaba al comienzo del tratamiento con apiterapia?
Después de cuatro meses de dolores, angustia y sin poder apenas dormir, llegando a creer que no saldría de esta situación,  me puse en manos de mi amigo Pedro y sus abejas y su particular forma de aplicar la apiterapia.
Evolución con la apiterapia - Situación actual ¿Qué hace? ¿Qué toma?
Desde la primera sesión con la apiterapia comencé a poder dormir por las noches, a poder moverme sin sufrir tan intensos dolores y sobre todo empecé a pensar que no me iba a quedar así para siempre, ni tenía que sufrir ninguna operación quirúrgica de muy dudosos resultados .
A través de un tratamiento de unas seis o siete sesiones a lo largo de un mes y disfrutando de unas increíbles experiencias con el veneno de las abejas y las enseñanzas de mi amigo Pedro, mis dolores fueron desapareciendo, mi moral se fue recuperando y pude comenzar de nuevo mi vida con nuevos puntos de vista sobre la salud y la enfermedad, que me han ayudado a incorporarme a mi nuevo trabajo ,a volver a mis
actividades preferidas, entre ellas tocar la batería, para las que llegué a sentirme totalmente inútil. Y todo esto sin tener que depender de ningún medicamento, ni tratamiento de rehabilitación.  ni intervención quirúrgica.
¿ Se lo ha dicho a algún médico? ¿Qué opinan?
Después de esta experiencia no he vuelto a consultar a un médico ni espero hacerlo, pero no tengo ningún reparo en explicárselo a alguno de ellos o a cualquier persona que se interese de una manera objetiva en ello.
CURANDOTE.COM
Visita todas nuestras páginas y ponnos en tus Favoritos. Recomiéndanos a tus amigos.
Ayudando a curarse a los demás, nos curamos también nosotros.
 
 
 
Submit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn